INFÓRMATE, PIENSA Y ACTUA


Descargar Guía PDF

COMUNICACIÓN COMPROMETIDA, INNOVADORA/COHERENTE PARA LA TRANSFORMACIÓN SOCIAL

El propósito de esta publicación no es "hacer un código de buenas prácticas de comunicación de las cuestiones sociales", sino tratar de facilitar herramientas a los profesionales de la comunicación que ayudan a las Entidades No Lucrativas (ENL) en nuestra labor de difusión e incidencia para ser más efectivos, claros, didácticos, amenos e interesantes, en el modo de difundir los mensajes.

También pretende aportar propuestas comunicativas nuevas para difundirlas mediante las actuales herramientas digitales que han creado nuevos paradigmas, han abierto líneas de participación e intercambio de información en las que interactúan otros actores "no profesionales" que enriquecen los mensajes, pero que al mismo tiempo también han creado nuevos "problemas" para seleccionar lo que es información veraz y útil y para discernir información de opinión.

Por último, se trata de lograr la colaboración de los profesionales de los medios, para junto a ellos, trabajar por la transformación social hacia un mundo más justo.

La sociedad está en permanente cambio y todo, absolutamente todo, se ve impregnado con el #hashtag o etiqueta 2.0. En el actual convulso entorno de crisis financiera y de valores totalmente globalizado, las ONG, las entidades sociales y los medios de comunicación que informan, conectan y transmiten información y opinión, tenemos la necesidad de reinventarnos y hacernos partícipes del cambio social latente que vivimos día a día, casi al segundo (sobre todo ahora que la Red permite actuar, movilizar de inmediato y sin intermediarios).

Casi todos en los países desarrollados nos hemos incorporado y formamos parte de la comunidad virtual: desde empresas, instituciones y gobiernos hasta nuestro sector, el de las Organizaciones no Gubernamentales para el Desarrollo (ONGD), ámbito en el que se mueve Farmamundi desde hace casi dos décadas con el compromiso inalterable de contribuir a que la salud sea un derecho universal, utilizando las nuevas herramientas que este entorno proporciona para transmitir mensajes, movilizar o promover el debate.

Cualquier persona y desde cualquier parte del mundo, puede acceder ahora directamente y con un sólo clik a las fuentes de información, filtrarla, desecharla y, por supuesto, "viralizarla" o sea, compartirla. Si ahora hablamos de ciudadanía digital y ciudadanía activa, también las áreas de comunicación de las ONG debemos sumarnos, interactuar y comprometernos con esta ciudadanía 2.0 cada vez más. Hoy más que nunca debemos entender la comunicación como dinamizadora para impulsar cambios sociales.

Sin embargo, la inmediatez que permiten estas mismas herramientas nos debe conducir a ser, si cabe, más rigurosos y coherentes, desde la responsabilidad de quienes tenemos en nuestras manos una herramienta para concienciar a la ciudadanía.